Hoy en día proliferan las iniciativas de coworking alrededor del mundo: espacios de trabajo en los que conviven profesionales de distintos sectores y donde predominan los espacios abiertos y la sinergia entre las diferentes industrias. Al mismo tiempo, surgen nuevos modelos de dinámicas laborales con el foco en Silicon Valley y su fama de contar unos niveles de bienestar entre los empleados superior a la media mundial. En este artículo te contamos en qué consisten estas nuevas tendencias en oficinas y espacios de trabajo.

Conectividad como eje transversal

Uno de los puntos fundamentales de los nuevos modelos de trabajo que están surgiendo es la conectividad: la integración de las nuevas tecnologías en los procesos y los flujos de trabajo. El objetivo final es optimizar los resultados y la productividad de las personas.

Espacios individuales y espacios abiertos

Los límites desaparecen para dar paso a una serie de espacios abiertos multidisciplinares, en convivencia con salas y habitaciones privadas o individuales. De esta forma, la oficina se adapta a las necesidades cambiantes del trabajador, que en función de la ocasión puede preferir espacios privados o espacios abiertos. El despacho deja de ser una propiedad.

Los espacios individuales o cerrados conviven con los espacios abiertos.

Espacios flexibles capaces de adaptarse a cualquier necesidad

Al igual que las dinámicas laborales han evolucionado hacia procesos mucho más flexibles, los espacios deben ser capaces de responder a ante estos cambios. La estructura de los espacios flexibles se configura de forma que, en determinados momentos, pueda ser modificada simplemente cambiando mobiliarios o barreras móviles de sitio. Así, una sala con espacios individuales puede convertirse en una sala de reuniones o encuentros.

Trabajo colaborativo

Muy relacionado con el trabajo flexible, el trabajo colaborativo se beneficia igualmente de la flexibilidad del espacio. Las oficinas de hoy potencian e impulsan el carácter colaborativo del trabajo, el cual aporta un valor añadido de interacción entre empleados e intercambio de conocimiento y experiencia. La oficina debe ser un espacio integrador que permita y facilite el trabajo colaborativo, eficiente y creativo.

Los espacios comunes favorecen el trabajo colaborativo.

Ocio, salud y cuidada decoración

Son herencia indiscutible de las oficinas de Silicon Valley: la inclusión de zonas de relax y ocio dentro de la oficina. Estas zonas informales favorecen la comunicación y las relaciones sociales, e incentivan en consecuencia la colaboración entre los diferentes empleados y departamentos. Otro aspecto fundamental de esta tendencia es la cuidada decoración de los espacios, donde predominan los muebles y elementos que recuerden al aspecto acogedor de una casa, frente a la sensación fría de los elementos de oficina tradicionales. También cabe mencionar la creciente importancia de mobiliario ergonómico, con el foco en la salud de los trabajadores, la calidad de la iluminación y la integración de elementos naturales y orgánicos, como plantas de interior y muebles de madera.

Los espacios de relax u ocio se posicionan como indispensables en los nuevos modelos de oficinas.

Al igual que los procesos y las herramientas de trabajo evolucionan hacia modelos más fáciles y cómodos para los empleados, también lo hacen los espacios en los que se desarrolla este flujo de actividad. Las oficinas del futuro pasan por las tendencias aquí mencionadas, lejos de las ideas de oficina más tradicional.