Cuando nos adentramos en el mundo de la construcción y la ingeniería civil, a menudo nos encontramos con términos que quizá no nos son tan familiares, como lo es el hormigón pretensado.

Qué es el hormigón pretensado

El hormigón pretensado es un tipo cemento que ha sido sometido a esfuerzos de compresión previos a su uso para contrarrestar las tensiones que se producirán bajo las cargas de servicio. Este pre-tensado se realiza mediante tendones de acero que se tensionan antes de que el hormigón haya fraguado completamente.

Posteriormente, cuando el hormigón ha ganado resistencia, se liberan estos tendones generando una compresión en el material que mejora sus características resistivas y su comportamiento estructural.

Características del hormigón pretensado

Explorando las características del hormigón pretensado encontramos que su principal distintivo es su alta resistencia a las cargas de tracción, reduciendo la posibilidad de fisuración y deformación.

Este tipo de hormigón permite la creación de elementos estructurales más delgados y con mayores luces en comparación al hormigón convencional.

Además, la presencia de los tendones de acero proporciona una resistencia adicional que facilita la distribución de las cargas y mejora la durabilidad de la estructura.

Ventajas del hormigón pretensado

Ahondando en las ventajas del hormigón pretensado, esta tecnología ofrece múltiples beneficios en el ámbito constructivo. Entre ellos, su habilidad para mitigar el riesgo de fisuración y aumentar la durabilidad de las estructuras.

La capacidad de crear elementos más esbeltos y con mayores vanos libres también es un plus significativo, permitiendo diseños arquitectónicos más audaces y versátiles. Además, al ser un material que demanda menos uso de cemento y acero, se vuelve en una opción más sostenible y eficiente desde el punto de vista de los recursos.

Inconvenientes del hormigón pretensado

Pero no todo es color de rosa, y es justo hablar también de los inconvenientes del hormigón pretensado. Uno de los principales desafíos es la necesidad de equipo y mano de obra especializada para su instalación y manejo. El coste inicial también puede ser superior al del hormigón convencional, y los procesos de fabricación y puesta en obra requieren de un control de calidad exhaustivo para garantizar la seguridad y eficacia del sistema pretensado.

Usos del hormigón pretensado

Finalmente, explorando los hormigones pretensados y sus usos, este material se ha implementado con éxito en una variedad de aplicaciones dentro del campo de la construcción.

Gracias a su capacidad para soportar cargas elevadas y resistir en ambientes agresivos, es comúnmente utilizado en puentes, viaductos y otras estructuras que requieren de grandes luces.

También es fundamental en la construcción de tanques de almacenamiento de agua, silos, placas de cimentación y edificios de varias plantas, donde su resistencia y durabilidad son esenciales.